Preguntas Frecuentes

 

¿Puede Camacol B&C ayudarme o intervenir en algún conflicto jurídico o legal con una constructora?

Sí bien la Cámara Regional de la Construcción de Bogotá D.C. y Cundinamarca infunde entre sus afiliados los valores corporativos que caracterizan al Gremio, y realiza un constante monitoreo a la actividad de la construcción, dada su naturaleza jurídica y su objeto social, carece de competencia legal y estatutaria para la atención de las peticiones, quejas y reclamaciones de los compradores de vivienda.

 

¿Qué entidades vigilan a las constructoras o enajenadores de vivienda?

Para la ciudad de Bogotá, el Decreto Distrital 578 de 2011 (art 1 lits d y e), que modifica el artículo 20 del Decreto Distrital 121 de 2008, establece como funciones de la Secretaría Distrital del Hábitat, a través de la Subsecretaría de inspección, vigilancia y control de vivienda las siguientes:

 “Dirigir las acciones de prevención, vigilancia y control de los desarrollos urbanísticos ilegales, así como de las personas naturales y jurídicas que adelanten actividades de anuncio, captación de recursos, enajenación de inmuebles destinados a vivienda, en la jurisdicción del Distrito Capital, conforme a las normas que regulan la materia.”

Además de lo anterior, la Ley 1480 de 2011, consagra en su artículo 80 que el término de la garantía legal para inmuebles comprende, para la estabilidad de la obra, un término de diez (10) años, y para acabados (1) año. Para estos efectos, entiéndase por garantía legal, la obligación a cargo de todo productor y/o proveedor de responder por la calidad, idoneidad, seguridad y el buen estado y funcionamiento de los productos. Lo anterior, sin perjuicio de lo consagrado en el numeral 3 del artículo 2060 del código civil.

De conformidad con las normas mencionadas, todas las personas que hayan sido afectadas en sus derechos como comprador de vivienda, podrá interponer la respectiva queja ante la Secretaría Distrital del Hábitat, subdirección de investigación y control (literal e, artículo 22 Decreto 131 de 2008). Así también, podrá interponer las correspondientes acciones pertinentes en la Superintendencia de industria y comercio para proteger sus derechos como consumidor.

 

¿Qué es el FIC?

Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria de la Construcción (FIC)

 

¿Cuál es el objetivo del FIC?

El FIC tiene como objetivo primordial, atender los programas y modos de formación profesional integral desarrollados por el SENA, que guarden relación con los diferentes oficios de la Industria de la construcción.

 

¿Cómo surge el FIC?

El Decreto 2375 de 1974, expedido por el presidente de la república, con el fin de combatir el desempleo, dispuso en su artículo 6º lo siguiente: Exonérese a la industria de la construcción de la obligación que tiene de contratar aprendices. En su lugar, créase el Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria de la Construcción- FIC, a cargo de los empleadores de ese ramo de la actividad económica, quienes deberán contribuir mensualmente al mismo con una suma igual a una vez el salario mínimo por cada cuarenta (40) trabajadores que laboren bajo sus órdenes.

 

¿Quién administra el FIC?

Es administrado por:

  1. Director General del SENA, quien es su representante legal.
  2. Director de formación profesional del SENA.
  3. Directores regionales del SENA en el área de su jurisdicción.
  4. Subdirectores de centros de formación en oficios relacionados con la industria de la construcción.

 

¿Cuál es la destinación del FIC?

Se destina 70 % de los recursos para sufragar gastos de aprendices que se estén formando en la industria de la construcción y el 30% al impulso y desarrollo de programas, medios métodos y contenidos de formación integral y equipos y materiales de formación.

 

¿Quiénes son los responsables de pagar el FIC?

Los empleadores de la industria de la construcción y/o propietarios o contratistas principales de obra.

  

¿Cómo se liquida el FIC?

La resolución 2370 de 2008 del Servicio Nacional de Aprendizaje mediante el artículo 7, establece las siguientes formas de liquidación:

  • Con Base en el número de Trabajadores Mensuales- Consiste en una mensual correspondiente a una vez un salario mínimo legal mensual vigente, por cada cuarenta (40) trabajadores que laboren en cada una de las obras bajo su responsabilidad y proporcionalmente por fracción de cuarenta (40).
  • Liquidación presuntiva: Hay lugar a ella cuando el empleador obligado no pueda demostrar el número mensual de trabajadores que laboren en cada una de las obras bajo su responsabilidad, caso en el cual podrá aplicarse una las siguientes alternativas.
  • Liquidación presuntiva FIC o a todo costo: el punto veinticinco por ciento (0.25%) del valor de las obras que ejecuten directamente o por medio de subcontratistas. Entiéndase por valor de las obras, para efectos de la liquidación presuntiva con destino al FIC, el que resulte de la suma de todos los pagos que con cargo a una obra determinada hagan su propietario o el contratista principal, descontando los gastos de financiación, impuestos, e indemnizaciones a terceros, al igual que el costo del lote sobre el cual se levanta la construcción.
  • Liquidación sobre el costo de la nómina: en caso de que el empleador obligado al pago de la contribución al FIC pueda demostrar el valor de la nómina dedicada a la obra en sus contratos principales o subcontratos, podrá liquidar y pagar como contribución al FIC el uno por ciento (1%) del valor de esas nóminas.

 

¿Cómo se liquida el FIC cuando tengo bajo mis órdenes menos de 40 trabajadores?

El artículo 7 de la resolución 2370 de 2008, establece las formas de liquidar el FIC. La primera consiste en la proporción del número de trabajadores. por cada cuarenta (40) trabajadores que laboren en cada una de las obras bajo su responsabilidad y proporcionalmente por fracción de cuarenta (40).

 

¿Cómo se realiza el aporte si no se conoce el número preciso de trabajadores de obra?

Puede utilizar los mecanismos de liquidación presuntiva FIC a todo costo o sobre el costo de la nómina descritas previamente.

 

¿Dónde se paga el FIC?

Este gravamen puede ser pagado en el servicio de pago del portal web del SENA registrando el número aproximado de trabajadores de nómina de la obra por parte del dueño de esta.

 

VIVIENDA SEGURA

 

¿Qué la Ley de vivienda segura?

Es la Ley 1796 de 2016, expedida por el congreso de la república, mediante la cual se establecen medidas enfocadas a la protección del comprador de vivienda, el incremento de la seguridad de las edificaciones y el fortalecimiento de la función pública que ejercen los curadores urbanos y se asignan unas funciones a la superintendencia de notariado y registro.

 

¿Qué regula principalmente la Ley de vivienda segura?

La ley se orienta principalmente en 5 aspectos:

  1. Revisión independiente de diseños.
  2. Supervisión Técnica Independiente.
  3. Eliminación de excepciones para no revisar o supervisar proyectos.
  4. Fortalecimiento del régimen de responsabilidad de profesionales que participan en el proceso constructivo.
  5. Amparo de perjuicios patrimoniales a los compradores de vivienda.

 

 

¿En qué consiste la obligación de amparar los perjuicios patrimoniales?

Sin perjuicio de la garantía legal de la que trata el artículo 8° de la Ley 1480 de 2011, en el evento que dentro de los diez (10) años siguientes a la expedición de la certificación Técnica de Ocupación de una vivienda nueva, se presente alguna de las situaciones contempladas en el numeral 3 del artículo 2060 del Código Civil (que el edificio perezca o amenace ruina, en todo o parte, por vicio de la construcción, o por vicio del suelo que el empresario o las personas empleadas por él hayan debido conocer en razón de su oficio, o por vicio de los materiales), el constructor o el enajenador de vivienda nueva, estará obligado a cubrir (reparar, resarcir) los perjuicios patrimoniales causados a los propietarios que se vean afectados.

 

¿Quién tiene la obligación de resarcir los perjuicios patrimoniales?

El constructor o el enajenador de vivienda nueva.

 

¿La obligación de que trata la presente ley, obliga al constructor o enajenador a resarcir los perjuicios extrapatrimoniales?

No, la obligación solo cubre el resarcimiento de perjuicios patrimoniales.

 

¿Cómo puede el constructor o enajenador resarcir los perjuicios patrimoniales?

El constructor o el enajenador de vivienda nueva pueden resarcir los perjuicios patrimoniales a través de su patrimonio, garantías bancarias, productos financieros o seguros, entre otros, de acuerdo con las condiciones que defina el Gobierno Nacional, mediante reglamentación.

 

¿A qué proyectos aplica la obligación de resarcir los perjuicios patrimoniales?

De acuerdo con lo previsto en el Código Civil y el Estatuto del Consumidor, la obligación de resarcir perjuicios aplica en general cuando se enajena vivienda. Ahora bien, en los términos de la Ley 1796 de 2016, la obligación de resarcir los perjuicios patrimoniales aplicará a las nuevas unidades de vivienda en los proyectos que se sometan al régimen de propiedad horizontal, unidades inmobiliarias cerradas, loteo individual o cualquier otro sistema que genere diferentes unidades inmobiliarias para transferirlas a terceros cuando se trate de 5 o más unidades habitacionales. En los proyectos de uso mixto que incluyan vivienda, la obligación también será exigible para todas las unidades de vivienda. Es importante anotar que la obligación de resarcir perjuicios contenida en la Ley 1796 de 2016 no exime al constructor o enajenador de vivienda de continuar garantizando las obligaciones derivadas del Estatuto del Consumidor.

 

¿Existe alguna excepción a la obligación de resarcir los perjuicios patrimoniales?

La persona que construya una o varias viviendas para su uso propio no tendrá tal obligación, siempre y cuando no transfiera a ningún título cualquiera de las unidades de vivienda durante el término en que se debe garantizar el amparo de perjuicios patrimoniales.

 

¿Qué es un subsidio de vivienda?

Es un aporte estatal en dinero o en especie entregado por una sola vez al hogar beneficiario, que no se restituye y que constituye un complemento para facilitar la adquisición de vivienda nueva, construcción en sitio propio o mejoramiento de vivienda. Dentro de estos subsidios, se encuentran algunos como: El programa Mi casa Ya, el cual, está dirigido a familias con ingresos de hasta cuatro salarios mínimos, y consiste en otorgar un subsidio a la cuota inicial y cobertura a la tasa de interés

 

¿A quién se encuentra dirigido?

Hogares con ingresos totales de hasta de 4 smmlv que:

  • No sean propietarios de vivienda.
  • No hayan sido beneficiario del subsidio familiar de vivienda otorgado por el Gobierno Nacional o las Cajas de Compensación Familiar.
  • No hayan sido beneficiarios a cualquier título, de las coberturas de tasa de interés.
  • Cuenten con el cierre financiero para la adquisición de la vivienda (crédito aprobado).
  • Quieran comprar una vivienda nueva y urbana en cualquier municipio del país.

 

¿Quiénes intervienen en el trámite?

En los trámites correspondientes a los subsidios de vivienda otorgados por el Gobierno Nacional intervienen entidades como cajas de compensación, Ministerio y Secretaría de Hábitat, según el caso. Revise su solicitud de subsidio y verifique la entidad competente.